Famoso peluquero de los 60 ha fallecido

El famoso peluquero neoyorquino de los ’60 ha muerto a la edad de 86 años. Conocido por tener entre sus famosos clientes a Jacqueline Kennedy y a Marylin Monroe, además de peinar entre otras a Judy Garland, Audrey Hepburn y Lucille Ball, fue apodado por esta última como “Dios”.

Llegó a lo más alto de su profesión por aquellos años con tan sólo realizar un cursillo de 6 meses en el que le garantizaban un lugar de trabajo y cien dólares a la semana. Más tarde fue reconocido por transformar la estética de las mujeres a partir del peinado que creaba para cada una de ellas.

Kenneth Battelle había llegado a la Gran Manzana sólo cuatro años antes de conocer a Jackie y con sólo nueve dólares en el bolsillo. Hijo de un viajante de zapatos, sus padres se divorciaron cuando tenía 12 años y tuvo que ponerse a trabajar para ayudar a su madre a sacar adelante a sus cuatro hermanas. Trabajando ya en Helena Rubinstein fue cuando conoció a Jackie, al serle asignado a Kenneth por no encontrarse aquel día su peluquero habitual. A partir de ahí pasó a ser su peluquero oficial, saltando a la fama y reconocido por crear entre otras el famoso bouffant de Jacqueline Onassis y suavizar los rizos dorados de Marylin Monroe. Se le conocería más tarde por la prensa del momento como el “Secretario de Estética de EE UU”.

En una entrevista desmentía la supuesta confidencialidad entre peluqueros y clientas. “Nunca me ha ocurrido eso y habría hecho desistir a cualquier mujer que lo hubiera intentado” comentaba Kenneth. Se definía a sí mismo como un peluquero muy trabajador al servicio de sus clientes.

Fuente: www.beautymarket.es